Ernesto Galarza nació en Jalcocotán, Nayarit, un agosto 15 de 1905. Es el primer nayarita que ha documentado de su puño y letra, la travesía desde su pueblo Jalcocotán, hasta la ciudad de San José, California.

En su obra autobiográfica llamada Barrio Boy, publicada en 1971, Ernesto Galarza hace un homenaje a sus raíces como jalcocotense y nayarita. En esta obra originalmente escrita en inglés y que la Secretaría de Educación Pública publicó una única traducción en español en el año 1977 bajo el título de Traspasando fronteras, el señor Galarza retrata de manera magistral los recuerdos de su niñez en “Jalco”, como se refieren a su pueblo los jalcocotenses para acortar el nombre.

Curiosamente, después de un siglo, mucho se asemeja el Jalco que Ernesto describe, al Jalco actual en dimensiones, modismos y costumbres. En esta obra relata como su mamá Enriqueta, su tía Ester y su tío Gustavo junto con él, salieron de Jalco en 1911 buscando una mejor vida como lo hicieron muchas familias mexicanas que escapaban de los estragos de la revolución. En la actualidad Barrio Boy se utiliza como material didáctico en estudios chicanos y escuelas primarias de California.

En 1979 Ernesto Galarza fue nominado al Premio Nobel de Literatura, convirtiéndose así, en el primer México-Americano con tan distinguido merito en la unión americana.

En su haber se encuentran más de una decena de libros de los que destacan: Strangers in our Fields – (Desconocidos en nuestros campos) (1956), Merchants of Labor – (Comerciantes de los trabajadores) (1964), Spiders in the House and Workers in the Fields (Arañas en la casa, trabajadores en los campos) (1970), Barrio Boy (Muchacho de Barrio) (1971), Farm workers and Agribusiness in California (Trabajadores de la agroindustria en California) (1977), Tradegy at Chualar (Tragedia en Chualar) (1977), entre otros, siendo Barrio Boy, su “best seller”.

Efectivamente, no gano el premio Nobel que es reservado para los mejores escritores del mundo, pero solo el hecho de estar nominado lo coloca en nivel que ningún otro nayarita ha logrado hasta hoy. (La mayor parte de sus obras se encuentran en los archivos del departamento de colecciones especiales de la Universidad de Stanford).

En 1982 publico Kodachromes in Ryme, un libro de poemas donde dejó plasmada su sensibilidad artística. En los años setenta, Ernesto Galarza editó una colección de una docena de libros en inglés y español llamada Mini-Libros, que formaron parte de un programa de educación para niños bilingües a nivel primaria en los que también incluyo poemas infantiles.

El activista social:

Apenas con ocho años el pequeño Ernesto ya podía hablar el idioma inglés y fue reclutado en el que sería el primer Sindicato de Trabajadores del Campo, que exigían mejores condiciones en el área laboral y sobre el agua contaminada que consumían por lo que había causado la muerte de un bebé y había enfermado a muchos. Este evento representaría el principio de su dedicación a la justicia social.

En su juventud, el señor Galarza trabajó en los campos de Sacramento, California, y dedicó su vida a la lucha por los derechos de los trabajadores del campo y los latinos de la clase obrera en zonas urbanas. Durante los años cincuenta el señor Galarza fue pionero del primer Sindicato Multirracial de los Trabajadores del Campo. Su legado en la rama de derechos civiles estuvo también en la fundación de la Mexican American Legal Defense y el National Council de la Raza, dos organizaciones latinas en Estados Unidos de gran influencia política y social hasta el día de hoy.

El académico

Ernesto Galarza recibió su licenciatura y su maestría en historia y ciencias políticas en la Universidad de Stanford y posteriormente recibió una beca de investigación en la Universidad Columbia. En los años sesenta fue profesor en la Universidad de Notre Dame, en la Universidad de San José, California, y posteriormente en las universidades de Santa Cruz y San Diego, precisamente cuando contribuyó en la edición de la colección serie de Mini Libros utilizados en la educación básica de los niños bilingües.

Ernesto Galarza es sin duda un personaje clave en la historia de los inmigrantes en Estados Unidos. Murió en Junio 22 de 1984 en San José CA.

En la ciudad de San José, una escuela primaria lleva su nombre, un paseo de arte entre las calles Market y Cuarta en el centro de la ciudad conmemora su legado académico y social, un centro de investigación de la universidad de Riverside, salas de estudio y bibliotecas de diferentes universidades en california también llevan su nombre. En Nayarit la historia no le hace justicia.

En el lugar donde nació y dio sus primeros pasos, Jalcocotán, apenas una extensión de la preparatoria CBTA 130 lleva su nombre y penosamente su legado no se explota para inspirar a futuras generaciones.

Ernesto Galarza, hombre de gran estatura moral, no solo caminó los caminos que miles de nayaritas han recorrido después de él, sino que también ejemplificó con su vida, de cómo un migrante se reinventa y evoluciona sin olvidar su origen y de qué madera estamos hechos los buenos nayaritas y mexicanos.

Seguramente él, no buscaba postergarse en el tiempo; pero hoy en día cuanta falta hace conocer historias como la de él.

Comentarios

comentarios

WordPress Themes
ent.getElementById('fb-root').appendChild(e); }());